Entrevista a Carolina Prat (Arte)


Entrevisté a la artista plástica Carolina Prat, nos contó sobre sus comienzos en la pintura, sus artistas favoritos y su última muestra “Cactus” en la galería de Milo Lockett.  

1 ¿Cómo fue tu infancia?
Lo primero que puedo decirte es que mi infancia fue muy linda, pero también tuvo partes feas, aunque esta palabra mucho no me convence porque abarca un montón de cosas. Yo creo que la vida está compuesta de cosas lindas y cosas feas. Mis papás no tenían un matrimonio hermoso, por momentos hubo peleas, recuerdo cuando yo tenía 6 o 7 años me angustiaba mucho escuchar a mi papá diciendo  “Me voy a ir de casa”, y eso me dolía mucho, aunque nunca se fue. Mi papá falleció el año pasado y de la mano de mi mamá, nunca se separaron. Yo entiendo ahora de grande, como mamá, como esposa, como alguien que formó una familia, creo que ellos deberían haberse separado porque no tenían mucho en común y eso llevaba a discusiones.  Pero los matrimonios de antes no se separaban, era algo de la generación de mis papás. Sacando esas cositas, mis papás me han dado cosas maravillosas como por  ejemplo la Navidad, todo ese entorno mágico previo, recuerdo que mi papá tenía un amigo que se disfrazaba de papá Noel. Yo crecí creyendo que la vida tiene mucho de mágico y poco de racional y eso lo fomentaron mis padres, tanto mi mamá que es una persona muy espiritual y muy psicóloga como mi papá que era ingeniero, pero tenía esa cosa de salirse de la estructura. Recuerdo que mi papá me  regaló una cartera mágica que daba caramelos, obvio que cada tanto ponían los caramelos,  pero para mí a esa edad era algo increíble, dejaba la cartera en un lado y cuando volvía a abrirla estaba llena de caramelos. Yo digo que nací con esto de que la vida es más mágica que emocional. Tengo una hermana tres años más chica  y  éramos muy compañeras, así que más allá de esas peleas entre mis padres, la pasé muy bien en la infancia.

2.- ¿Cómo fue tu relación con la pintura en esa etapa?
Cuando estaba en primer grado la maestra dio como consigna dibujar el frente de tu casa, yo hice mi casa como la haría un niño de 6 años, pero la vereda de la casa la había marcado es perspectiva, eso le llamó la atención a la maestra y la llamó a mi mamá para contárselo. Esas cosas vienen con uno porque nadie me lo había enseñado. Tenía facilidad para el dibujo.

3.- ¿Cómo fue tu adolescencia y tu relación con la pintura?
En la adolescencia sufrí mucho el paso del primario al secundario, había cosas que no estaban resueltas en la primaria que con los cambios hormonales se potenciaron. A raíz de todo eso a los 14 años comencé un taller de arte porque sentí la necesidad de volcar todo lo que tenia adentro, porque no iba a un psicólogo, no sabía resolverlo de otra manera entonces lo volcaba en los cuadros. Si ves los cuadros de esa época eran todas cosas oscuras. Me acuerdo un cuadro en especial que es un mar tormentoso y  todo negro, oscuro. Fue un momento para expresar y volcar esos sentimientos que no podía resolver, mi cuerpo me pidió que largara eso por algún lado. Después de esa etapa, en los otros talleres que hice y en casa, donde pintaba habitualmente, hice cosas totalmente distintas como paisajes griegos, imaginarios,  porque nunca fui a Grecia, un saldo pendiente que tengo y ahora mi marido me va a tener que llevar. Eran paisajes blancos, turquesas y flores. Nunca pinte figurativo, aunque en los talleres aprendí distintas técnicas y entre ellas pintábamos cuerpos humanos y naturalezas muertas, todo eso me aburría un montón pero sirvió para mis cuadros, para tener pulso, copiar las formas, utilizar la carbonilla.
Más adelante empecé a pintar mulatos pero con flores de muchos colores. Hasta que conocí a Guillermo de quien me enamoré, como estoy enmoradísima al día de hoy, le ví esos ojos y pinté un mulato con ojos celestes, para mí el cuadro eran sólo los ojos. Traté de que los ojos fueran lo más figurativos posibles, la mirada lo más parecido al ser humano, para mí ese cuadro eran sólo los ojos en honor a él.  A partir de ahí me copé y empecé a hacer mulatas con ojos celestes, que con ese contraste quedaban muy bien.

4.- ¿Cómo fue tu primera muestra?
Después de muchos años de talleres y de pintar en mi casa, me animé a hacer mi primera muestra. A mí me conocieron como la chica que conduzco por tres años el programa “El garaje” y por ser la esposa de Guillermo Andino, pero no sabían que pintaba ni tampoco que hice 4 años de arquitectura, así fue como me conoció Guillermo. Para mi primera muestra, quería armar algo diferente a la típica muestra de cuadros, y se me ocurrió hacer una muestra de sillas. Se trataba de buscarles el alma. Elegí ocho sillas  de distintos estilos, que fui comprando en diferentes lugares, salvo una de las que utilicé que era de mi abuela. Fui plasmando en cada una lo que sentía, cada una  tenía un color y el cuadro armado ahí. Me sirvió para mostrar un montón de cosas diferentes. Dos de las sillas me las quedé, una era la de mi abuela donde pinté la negra Trilla, una mulata de ojos celestes. La otra silla que conservo es un árbol de  navidad, esta toda pintada de  verde con pinceladas de árbol, agujereada y con luces de colores por dentro;  en la parte inferior dibujé un pesebre.  Recuerdo que mi hija Sofía me rogó que nos quedáramos con esa silla y la tenemos en casa, todas las navidades la ponemos junto con nuestro árbol de navidad.  

5.- ¿Cuál es tu rutina de trabajo?
No tengo una rutina definida, me la voy armando durante el día de acuerdo a las cosas que van surgiendo. Tengo mi taller en casa pero cuando está lindo me gusta pintar al aire libre.  Por lo general a la mañana cuando mis hijas están en el colegio y Guillermo se va a trabajar, yo me pongo a pintar, es mi tiempo. Pero cuando tengo trabajos pedidos o que hacer alguna serie que me encargaron para vender, uso las tardes o los fines de semana porque con las mañanas no me alcanza, lleva mucho tiempo armar una muestra, por ejemplo para esta muestra ,Cactus, en la Galería de Milo Lockett, la empecé a preparar desde principio de año.

6.- ¿Das clases de pintura?
Si, empecé a dar clases para chicos hace 5 años, cuando nació Victoria. Me encantan los chicos y tengo una conexión muy grande con ellos. Me da mucha alegría que ellos me elijan todos los años, porque muchos de mis alumnos de ahora son los que empezaron en ese momento. Soy feliz con entregarles esa cuota chiquita, donde pudieron plasmar su bronca o su alegría en un papel, una madera, o en el objeto que yo les dé a trabajar, me gustaría que cuando sean grandes recuerden eso. Con los grandes empecé después y la mayoría de los adultos son mujeres que no sabían dibujar ni un árbol cuando empezaron el taller, que hoy están haciendo cosas importantes, y que me agradezcan que aprendieron a dibujar, o que me digan que el rato que dura el taller se van del planeta. Soy feliz de aportarles desde mi pequeña humildad este espacio a mis alumnos. 

7.- ¿Quiénes fueron tus maestros?
Gustavo Buceta me enseño a perfeccionar el dibujo y Mónica Santander me enseño a ser libre, si bien ella tiene su impronta y no tiene me estilo para nada aprendí a que uno tiene que tomar técnicas y ser libre en su pintura.

8.- ¿Cómo definirías tu arte?
Pasé por muchas etapas pero puedo decirte con seguridad que no es figurativo, nada que se parezca a la realidad, y lo que más hago es abstracto. En referencia a los materiales uso mucho el enduído, podría definirlo como técnica mixta. Me gusta jugar con otros elementos que no sean solo el óleo o el acrílico. Cada cuadro nace de los más profundo del alma nunca tengo algo concreto, cuando empiezo no sé que voy a hacer, va surgiendo de acuerdo a lo que me va dictando el alma.
Mucha gente intenta ver que quiere decir un cuadro o que habrá querido decir el artista y yo creo que hay que  pensar ‘me gusta’, o ‘no me gusta’. El arte en realidad entra y te transmite algo o no. Me pasa lo mismo con mis cuadros, hay algunos que me apasionan, los quiero ver todo el tiempo y otros que no, los pinté y después con el tiempo los modifico. Poder generarle a la gente que no piense en qué quise armar sino lo que les transmite a ellos, si les gusta o no.

9.- ¿Qué sentís cuando se venden tus obras?
Vendí muchas obras, sobre todos con la muestra de las sillas, en esa primera muestra vendí mucho e incluso me siguen encargando nuevas.  Estuve mucho tiempo en casa armándolas, siempre crees que le falta algo y les seguís haciendo cosas. El día de la muestra, mucha ansiedad. Una parte tuya se desnuda, la gente que va te dice qué lindo o qué feo, uno quiere caerle bien a todo el mundo pero no siempre es así, yo sé que es parte de eso y estoy abierta.  Después de la muestra viajamos a Uruguay y formé parte de la galería de “Los caracoles” de José Ignacio, ahí tengo mi curador que se llama Sebastián Manuelle y él me cuenta que en dos días se vendieron las tres sillas que mandé. Una se quedó en Uruguay y las otras dos se fueron afuera una a Italia y otra a Angola. Por un lado estaba contenta y por otro me dio una tristeza, una angustia porque uno las toma como muy propias. Con los cuadros de la muestra “Cactus” me pasó algo parecido porque son dieciséis cuadros y durante un año los tuve en mi casa y sentí un vacío, porque uno los siente como uno.  

10.- ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
El año pasado fue bravo para mí porque falleció mi papá y tenía planeada una muestra donde había hecho las quince estaciones del viacrucis de Jesús recreadas en sillas.  Eran unas sillas que yo había diseñado y que mi papá las había ensamblado. Él las armo y yo las pinté. Estaba planeado inaugurar la muestra en José Ignacio el 30 de diciembre de 2010, pero cuando llegaron las sillas los curadores fueron muy sinceros conmigo, me dijeron que había un quiebre tremendo entre las 7 primeras sillas y las últimas, no estaban como ellos saben que yo puedo dar, se notaba la carga emocional. La verdad es que hice un esfuerzo muy grande para terminarlas y eso se notaba.  Entonces me recomendaron que las terminara durante el año y de hecho lo hice. En el medio de esto mi curador, Sebastian envió el proyecto a un concurso en una galería romana que se llama “Magazino de Arte Moderna”, lo eligieron y para la pascua de 2012 las sillas se van a Roma. Para mí es muy importante estar en Europa.  Me gusta darle a la persona que viene a visitar la muestra algo más que lo visual, hacer una puesta en escena que yo lo considero arte. Más allá de los cuadros, armar una instalación para mí es creatividad y lo relaciono con el arte. En el caso de las quince estaciones voy a armar un mini Jerusalén con piedras, con antorchas y que vayan recorriendo todo ese camino del viacrucis hasta llegar hasta el final.  

11.- ¿Qué artistas te gustan?
El que más tengo presente a la hora de pintar es Benito Quinquela Martín. Mis papás tenían en casa un cuadro de Quinquela, un puerto donde los hombres que llevaban la carga eran manchas, pinceladas que simulaban hombres llevando cargas, sin necesidad de detalles. También me gusta mucho Modigliani.

12.- ¿Tenés cuadros de otros artistas?
Tengo de Milo que me encanta, lo veía en las notas antes de conocerlo y sentía que tenía algo que ver con él, que podíamos tener onda. El hecho del despojo en sus cuadros, de no seguir un esquema, podés haber estudiado muchísimo y tener escuela pero a la hora de vender o de pintar no tener ese ángel para trasmitir cosas.  Eso que yo llamo ángel y otros llamaran carisma no se aprende en ninguna escuela: lo llevás o no. Tengo también un puerto de Quinquela que compramos con Guille en San Telmo, donde vamos muchísimo.

RECOMENDADOS DE CAROLINA PRAT

 Un libro: “El nombre de la Rosa”, de Umberto Eco, el que más me llamó la atención por cómo te iba llevando por esos laberintos.

Una canción: “No puedo quitar mis ojos de ti” de Gloria Gaynor.

Una película: Puedo nombrarte varias: Espartacus, todas las películas de Hitchcock, Corazón Valiente, La novicia rebelde, que es dulce y algo que no pasa de moda. 

Comentarios

  1. no sabía que Carolina era artísta plástica. Me gustó lo que vi en esta página. Tiene una página personal, de sus trabajos donde se puedan ver más al detalle?
    Muy linda nota. !

    ResponderEliminar
  2. felicitaciones por la nota!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario