Entrevista a Ariel Dawi (Arte)

 Entrevista a Ariel Dawi, talentoso artista plástico que vive en Cuenca, Ecuador.

1.- ¿Cómo fue tu infancia?

Creo que muy linda, me gustaba mucho pintar y no fuí un buen alumno. Me crié en el barrio de San Telmo con muchos amigos. Hace poco en un documental que vi por internet  pasaron imágenes del barrio y recordé el Parque Lezama, que era la zona que merodeábamos, aunque cambio bastante.  De chico  estuve pintando en el puerto de La Boca donde conocí a los primeros pintores, me impresionaba verlos en sus talleres, gente que llevaba una vida de esa forma. Eran pintores de raza, que ya no se ven tanto. En la adolescencia me empezó a gustar viajar, viviendo en una ciudad me atraía el campo y las montañas. Los primeros viajes con amigos fueron al norte argentino, visitamos Salta y Jujuy. Con el tiempo esos viajes volvieron a través de la recreación de paisajes en mis obras.


2.- ¿Cómo decidiste dedicarte a la pintura?

Fue una opción ingresar en Bellas Artes a la escuela Manuel Belgrano, era uno de los alumnos más jóvenes, tenía 16 años y tal vez no aproveche tanto ciertas las materias. En ese momento me interesaba el grabado, la pintura y el dibujo, lo teórico lo tuve que trabajar posteriormente a través de ir a museos y de leer sobre la historia del arte. Fui a Europa, a Barcelona donde estudie en la escuela de arte y oficios y me metí a lleno en el grabado de metal. De regreso a Argentina pase por Brasil donde me fue difícil continuar ese tipo de trabajo por una cuestión material no había los mismos talleres ni los mismos materiales. En el año 1985 me radiqué en Salvador Bahía y empecé a pintar afuera, me intereso esto de pintar en el exterior y  fue un gran aporte. Actualmente es difícil encontrar un pintor con un caballete pintando al aire libre, yo mismo ahora trabajo los paisajes con la memoria y con la fotografía.

3.- ¿Qué materiales utilizás en tus obras?

 En este momento estoy trabajando con pincel y con un compresor pero hasta hace poco trabajaba con pigmentos, anilina, un compresor y ciertos efectos que pueden sumar a la obra, que son calidades de manchas abstractas que se integran al paisaje.


4.- ¿Cómo llegaste a instalarte en Cuenca, Ecuador?

Fue por curiosidad que vine a Cuenca, nunca había estado en el Pacífico y Luis Felipe Noé, que lo había conocido en Paraguay, me recomendó para que visite galerías y museos aquí. Inmediatamente que llegue en el año 1992 salió una exposición en una galería importante de Cuenca y fui tejiendo lazos de amistad en este mundo andino, que se contrastaba con mis vivencias en Brasil. Cuenca me abrió muchas puertas no sólo en esta ciudad sino también en Quito y en Guayaquil. Te diría que soy un artista ecuatoriano, porque en la Argentina voy a exponer pero muy espaciadamente. Esta es una ciudad que te permite trabajar, tenés más tiempo y en general hay bastante paz.

 Progresivamente fui instalando mi galería. En la casa anterior empecé a poner algún cartel que decía “Taller abierto”, y tenía algunas visitas. La casa de ahora está ubicada más céntrica y en más grande por lo tanto puedo tener dividida la galería, el taller y mi casa. Recibo gente de afuera, hay personas que vienen a ver que estoy haciendo a mi taller otros solo a la galería. Hay distintos niveles de interés con el arte, hay gente que se queda dos horas mirando cuadro por cuadro y otra que da una vuelta rápida y se va.

5.- ¿Cuál es tu rutina de trabajo?

Como vivo en el taller prácticamente no hay como escaparse del trabajo, en general pinto de mañana y de tarde hasta las 9 de la noche. Depende como venga el día. Tengo una disciplina y eso me permite tener una producción. Cuando viajo a Argentina ó a Europa se interrumpe la actividad de pintar pero recorro museos.


6.- ¿Cuál fue tu primera exposición individual?

En Salvador Bahía en el Centro Cultural de Cultura Alemana (El Goethe) hice mi primera muestra de grabado, tenía 20 años. Después hice algunas muestras incidentales en Argentina en “La manzana de las luces” y en  España. Pero creo que comencé a exponer realmente en Brasil con una muestra en el Museo de Arte Moderno en Salvador de Bahía, a partir de ahí entré en el mundo de las galerías y los museos.


 7.- ¿Cómo es la producción de cuadros?

A veces hay series que trabajar, por ejemplo he hecho la serie de las Cataratas de Iguazú. Como me interesa la historia de la pintura argentina y la historia de Latinoamérica, he recreado en una serie la batalla de Curupaití de Cándido López. Fue una especie de viaje, una recreación mía sobre la obra de Cándido López, es un camino interesante y seguiría con otros artistas históricos  que han ilustrado o pintado la historia cuando no había fotografía.

8.- ¿Qué artistas te interesan?

Una cantidad grande, por ejemplo lo último que he visto es Nicola Contantino, en la Bienal de Cuenca 2011 y creo que es lo mejor por lejos de toda la Bienal.  Me gustan los artistas de la nueva figuración argentina: Rómulo Macció, Luis Felipe Noé, Jorge de la Vega y Ernesto Deira. También Antonio Berni  y del pop art americano Robert Rauschenberg. Algunos artistas de acá como Carlos Cardozo y Marcelo Aguirre.

9.- ¿Tenés obras de otros artistas? ¿De quiénes? 

Tengo obra de Palomeque y otra de Ana Fernández, una artista de Quito. No tengo una colección muy grande pero me gustaría hacer intercambios, creo que es válido para compartir.

10.- ¿Cómo empezás a pintar un cuadro?

A veces tengo una idea muy específica. Por ejemplo, una de las temáticas que aborde fue el cine, hice una obra sobre la película de Fitz Carraldo, un alemán que filmo en Iquitos para ese proyecto trabajé a través de la captura de imágenes de la película y realicé las obras en blanco y negro. En esa serie específica partí con una idea muy concreta, pero otras veces comienzo muy libre con una idea que no la dibujo sino que trabajo con ella en la cabeza. A veces tengo problemas con esas obras que están en la frontera de lo figurativo y lo abstracto y me digo esta funciona así o en horizontal, trato de pensar cómo funcionaría mejor. Otras veces parto de una idea mínima sobre una obra que hice antes y a partir de ahí hago otra nueva.

11.- ¿Cómo definirías tu estilo?

Lo definiría como abierto. Creo que es una sumatoria, en algunas obras existe algo onírico, de la nueva figuración, aunque mantengo un estilo en mi obra, alguna gente ve una obra y enseguida me detecta como artista. Soy de los pocos pintores contemporáneos que tenemos ahora en Cuenca que se confronta con la pintura y la tela.

12.- ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy trabajando mucho porque en mayo del 2012  tengo una exposición en “La Casa de la Cultura” y en Noviembre de 2012 en el Centro Metropolitano”, ambas en Quito. Además en diciembre de 2012 tengo otra en el Museo de la Escultura de San Pablo.


13.- ¿Cuál es la relación de los artistas en Cuenca con las galerías de arte?

En general hay pocas galerías de arte lo cual es lamentable. Además hay muchas instituciones que tienen espacios que han dejado de funcionar por cuestiones políticas. Por ejemplo el Banco Central de Cuenca, que tiene varias salas de exposiciones, que ahora se reabrieron para la Bienal pero que ahí en general ya no se expone, hay una dejadez total. Después puedo contarte que tengo amigos que tienen  contratos con galeristas y otros que trabajan  libremente  y  les llaman porque ya los conocen.






RECOMENDADOS DE ARIEL DAWI

  
Un libro: “El paraíso en la otra esquina” de Varga Llosa

Una película: “Historias mínimas” de Carlos Sorín y dos películas de Gastón Duprat y Mariano Cohn: “El hombre de al lado” y “El artista”. 

Una canción: Puedo nombrarte el disco “El extranjero” de Caetano Veloso.

Comentarios

  1. Excelente entrevista !! Muy buenos los cuadros !!!
    Jorge Peña

    ResponderEliminar

Publicar un comentario